LA PERSUASIVA JANE AUSTEN

¡Hola!

A continuación os ofrecemos un artículo publicado en el Correo sobre Jane Austen con la colaboración de varios miembros de JASES.

Aquí tenéis el PDF y en la siguiente foto el enlace al texto original:

200 años después de la edición de sus obras póstumas, su estilo cautiva y sigue sumando fans. En España se ha creado una sociedad que promueve estudios sobre su vida y sus novelas, historias inolvidables «para pensar y sentir»

Hace doscientos años, en enero de 1818, la imaginación de los lectores anglosajones pudo perderse entre las líneas de las dos obras póstumas firmadas por Jane Austen, ‘Persuasión’ y ‘La abadía de Northanger’. Su autora había fallecido en julio del año anterior y, aunque en realidad ambos trabajos se publicaron de manera conjunta el 20 de diciembre de 1817 junto a una nota biográfica, la editorial fechó la primera edición en 1818.

Hace menos tiempo, en febrero de 2016, un congreso sobre la creadora inglesa cruzó los caminos de Elena Truan y Miguel Ángel Jordán. Ella llevaba algún tiempo engordando un blog y una página en Facebook sobre la narradora. Había conocido al presidente de la Jane Austen Society UK, quien le sugirió que fundase una organización similar. Jordán decidió ayudar a escribir las primeras líneas de la JASES, Jane Austen Society España (janeaustensociety.es), que difunde obras de la autora y promueve estudios sobre su vida y novelas. El listado de socios y fans no para de crecer.

Elena Truan.

Elena Truan Filóloga inglesa. 25 años. Madrid.

«Cuando leí mi primer libro de Austen, ‘Orgullo y prejuicio’, debía de tener 14 años. Era una romántica y estaba obsesionada con la película, hasta me aprendí el guion», cuenta. En Cambridge no pudo asistir a la prueba para un corto que imitaría una escena del filme, así que mandó un vídeo en el que interpretaba el rechazo de Elizabeth a Darcy y… «¡me cogieron como la Sra. Bennet! Afortunadamente, no salió a la luz».

Permaneció soltera porque creía en el matrimonio por amor. Defendía el valor de cada persona sin contar su sexo ni una educación.

Experta en Filología, lo que le fascina de la autora es «cómo analiza las relaciones humanas. Sabemos poco de ella, pero me produce simpatía por su sarcasmo, su confianza. No creo que tuviera nada de cándida, sus obras de juventud y cartas son mordaces». Aunque era conservadora denunciaba las carencias de su sociedad, nunca de forma agresiva. La ‘Abadía de Northanger’ es uno de sus libros favoritos. «Me recuerda a mí cuando era pequeña y leía novelas con una imaginación desbordada, como Catherine Morland».

Miguel ángel Jordán.

Miguel Ángel Jordán Profesor universitario. 42 años. Valencia.

Su primera aproximación a Austen fue a través de ‘Emma’ en 2003. «No me esperaba su estilo irónico, me reí mucho. Me cautiva su capacidad de mostrar personajes profundos sin aburrir». De todas las frases que escribió, se queda ante todo con una. «Debo permanecer fiel a mi estilo y seguir mi propio camino. Y aunque es posible que nunca alcance la gloria de ese modo, sé que fracasaré rotundamente de cualquier otro». Jordán hizo su trabajo fin de máster sobre la adaptación de ‘Northanger Abbey’, y en su tesis doctoral analizó el estilo literario de Jane. Además, ha escrito una novela basada en la biografía que espera publicar pronto.

«Resulta admirable su inteligencia, humor, integridad… Fue mujer escritora cuando ninguna de estas dos condiciones estaba bien vista. Defendió el valor de la novela, que se consideraba pasatiempo inútil. Permaneció soltera porque creía en el matrimonio por amor… Defiende el valor de cada cual, independientemente del sexo, nivel social o educación. Y pone a prueba a sus lectores, ya que no es apta para todos los públicos». Cree que ‘Persuasión’ es una obra muy relacionada con su momento vital, el de una mujer madura que por fin ha logrado cierta estabilidad económica y emocional.

Fernando García y Carmen Plano, admiradores de la escritora.

Carmen Plano Profesora de Literatura y Escritora. 53 años. Getxo.

Fue su tía abuela, «una gran lectora», quien le permitió leer ‘Orgullo y prejuicio’ con 12 años. Y lo hizo cinco o seis veces. «Me transformó más en bibliófaga que en bibliófila», se define. Más tarde indagó sobre su vida y obra «como placer personal», porque le apasionada la literatura inglesa. Guarda con deleite la edición que ante su insistencia le regaló esa tía-abuela. «Adquirí una biografía en la ‘National Portrait Gallery’ de Londres en 1996, ¡qué felicidad! Y he comprado ediciones muy cuidadas, me encanta verlas en la estantería».

Jane describió su entorno «en una época en la que la supervivencia material de una mujer dependía de que se casara, así de trágico, por eso a veces se tilda su obra como rosa». Un error en su opinión, porque capta asuntos como la Inglaterra en guerra con la Francia napoleónica, «de ahí el trasiego de militares. El inicio de la revolución industrial y la expansión del colonialismo con su revisión de hábitos, emigración, nuevas clases sociales…». La autora no tuvo demasiado éxito en vida y tampoco se promocionó ni asistió a eventos, aunque tenía fans como el Príncipe Regente. Ella prefería una existencia tranquila.

Fernando García Directivo y escritor. 53 años. Getxo.

La «locura particular» de Fernando García ha sido escribir y publicar ‘Agonía y esperanza’, una adaptación de ‘Persuasión’ ambientada en nuestros días. «Me fascina la fortaleza de espíritu de esta autora, sus valores inquebrantables, la estima por su libertad e independencia como persona, mujer y escritora por encima de intereses materiales». En su narrativa encuentra también «un abanico enorme de técnicas: dominio del estilo indirecto libre, temas metaliterarios, monólogos interiores un siglo antes de su utilización generalizada. Sus personajes, situaciones y dilemas son reconocibles en nuestra vida diaria». Muchos autores del siglo XIX, en el que se desarrollaron los cánones de la novelística, recibieron su influencia.

Defendió el valor de la novela, que se consideraba un pasatiempo, e influyó en muchos autores del siglo XIX

‘Persuasión’, la novela que tan bien conoce, es para él «un libro otoñal por las sensaciones que lo acompañan: melancolía, necesidad de abrigo físico y emocional, cambio… Una novela de emociones para pensar y sentir. Profunda, delicada, elegante e irónica», como su autora.

Anuncios

DEL PAPEL A LA PANTALLA. ¿NOS AYUDAS?

¡ATENCIÓN, ATENCIÓN, ATENCIÓN!

Evento de gran interés a la vista… y necesitamos vuestra colaboración o, por lo menos, vuestras ideas.

Os cuento brevemente.

Como posiblemente recordaréis, hace un par de meses, la página “Código Cine” publicó un artículo muy interesante (leer) sobre las adaptaciones cinematográficas de las obras de Jane Austen, acompañado de una entrevista (leer) a Elena Truan y a un servidor. Pasadas algunas semanas de la publicación de esta entrada, los administradores de esta página se pusieron en contacto con nosotros para ofrecernos la organización conjunta de algún evento relacionado con Jane Austen y las películas sobre sus novelas… Y es de eso de lo que os quiero hablar.

Al terminar el Study Day en la Complutense (leer), mantuvimos una reunión para trazar algunas líneas de este evento y coincidimos en que sería muy enriquecedor poder contar con la colaboración y participación de lectores de Austen de distintos lugares. Queremos organizar una actividad que responda a vuestros intereses, y en la que demos voz a aquellos que quieran aportar su punto de vista. Y, además, junto con esas comunicaciones, nos gustaría contar con ponencias de especialistas de Jane Austen y del cine, para adquirir una visión más amplia y profunda.

Así que… Ha llegado el momento de lanzaros un guante, que esperamos que no dudéis en recoger. No para batirnos en duelo, sino para organizar el evento en el que todo austenita aficionado al cine y a la televisión desearía participar.

 

JANE AUSTEN SOCIETY ESPAÑA Y CÓDIGO CINE PRESENTAN:

                 

  “DEL PAPEL A LA PANTALLA”

Una jornada de estudio y análisis sobre las adaptaciones audiovisuales (cine, tv e internet) de las novelas de Jane Austen.

¿Qué aspectos se tratarán? Los que nos propongáis y los que escojan nuestros invitados. Así que os animamos a realizar dos tareas.

Tarea 1:

¿Qué temas te gustaría que abordáramos en esa jornada? ¿Te gustaría que invitáramos a alguien en especial? ¿Tienes alguna propuesta, idea o sugerencia sobre el formato, el lugar, el horario?

Tarea 2: 

Envíanos tus comentarios sobre las adaptaciones de las novelas de Austen. ¿Es posible llevarlas a la pantalla con fidelidad? ¿Qué se pierde en estas adaptaciones? ¿Qué puntos fuertes y débiles encuentras en cada una? ¿Qué echas en falta?

Podéis contactar con nosotros a través de este blog, de nuestra página de Facebook o por mail (info@janeaustensociety.es). Nos encantará contar con vuestras ideas.

¿Cuándo y dónde tendrá lugar este evento? Todavía no lo hemos cerrado, pero nuestra intención es que sea un sábado de mayo o junio en Madrid. A algunos nos tocará viajar para poder asistir, y por eso lo anunciaremos con tiempo de sobra para poder organizar el viaje y la estancia. Todos los demás detalles se irán concretando con el tiempo. Intentaremos retransmitirlo en directo y elaboraremos vídeos sobre las conferencias y comunicaciones.

Repito. Os informaremos de todo esto. Por lo pronto, necesitamos vuestras ideas.

Un saludo

Miguel Ángel Jordán

LADY SUSAN SE VA AL CINE

Screen-Shot-2016-05-04-at-9.23.49-PM-300x225En los últimos meses hemos publicado varias entradas sobre la película “Love and Friendship”. Anunciamos su llegada a los cines, hicimos una reseña que podéis leer aquí, y asistimos al preestreno en la Academia de Cine y al coloquio con Whit Stillman, cuyas interesantes palabras podéis leer aquí.

Hoy vamos a fijarnos en esta película, pero con una perspectiva diferente. De un modo bastante breve y esquemático, analizaremos el proceso de adaptación, los cambios producidos y nuestra opinión sobre el resultado. Por supuesto que agradeceremos que nos digáis vuestra opinión y que dejéis los comentarios que estiméis oportunos.

En primer lugar, vamos a reflexionar un momento sobre las adaptaciones cinematográficas de obras literarias. ¿Qué es lo que buscamos cuando vemos la película de un libro que hemos leído? ¿Que nos cuenten lo mismo? ¿Que se narre la historia fielmente hasta el último detalle? ¿Que el director reproduzca en la pantalla lo que nosotros hemos vivido en la imaginación? Si esas son nuestras expectativas, lo normal es que quedemos defraudados por varios motivos.

  1. Metraje: la “duración” de un libro suele ser mucho mayor a la de una película. Es necesario resumir información o simplemente eliminarla.
  2. Lenguaje: en las obras literarias se cuentan las historias con palabras, en el cine se narra con palabras e imágenes. Esta variedad implica ciertos cambios. Lo mismo ocurre con los ritmos narrativos. Lo que se puede contar con detenimiento en una novela resultaría tedioso en una película.
  3. Distintas visiones: cada uno lee las obras desde su subjetividad, por lo que la imagen que cada uno se crea de lo que lee es distinta. La del director de la película es una visión más.

Y otras razones en las que no nos detendremos para no aburriros.

Volviendo a lo que decíamos antes… Cuando decimos que buscamos que la adaptación sea fiel a la novela, ¿nos referimos a que la reproduzca página por página? Ya hemos visto que eso no es posible. ¿Entonces? Sería más correcto hablar de “fidelidad al espíritu”. Y también podríamos utilizar un término que se emplea en estos casos: “cortesía”. Es decir, el director recibe la obra original con respeto y deferencia. Y tras leerla y entenderla, ofrece su visión, procurando que mantenga el espíritu de la original, pero modificando lo que haga falta para lograr el resultado que estime óptimo. Por eso, los cambios que se produzcan no serán decisiones caprichosas sino, nunca mejor dicho, necesidades del guión.

Tras esta larga introducción, veamos el caso concreto de “Lady Susan” adaptada al cine bajo el título de “Love and Friendship”.

Resultado de imagen de lady susan libroComo sabéis, “Lady Susan” es una novela epistolar. Todo lo que sabemos de la historia se cuenta en cartas de unos personajes a otros, siendo los principales interlocutores la misma Lady Susan Vernon, su cuñada Mrs. Vernon, el hermano de esta, Mr. de Courcy, la madre de ambos Lady de Courcy, y la amiga íntima de Lady Susan, Mrs. Johnson. Como consecuencia de esto, hay personajes que nunca hablan directamente, sino que sus palabras siempre nos llegan a través de un tercero. Por otra parte, el lenguaje escrito y el oral suelen variar, ya que en el primero hay más tiempo para la reflexión que en el segundo.

Todo esto tiene como consecuencia que el guionista se vea obligado a seleccionar las frases más relevantes y, en ocasiones, deba modificarlas para hacerlas más propias de una conversación. También será necesario entresacar las palabras de los personajes a los que se cita y convertirlas en líneas de sus diálogos.

En la película hay muchas citas textuales y esto logra mantener el nivel de la obra original. De hecho, si un espectador que no hubiera leído la novela seleccionara las frases que le parecen más importantes, divertidas, inteligentes…, no tengo ninguna duda de que la mayoría de los casos se trataría de frases que se han sacado literalmente de las cartas. Esto tiene como posible inconveniente el hecho de que las intervenciones de Lady Susan sean en ocasiones muy largas. Por lo que se le resta algo de naturalidad, y puede ser difícil seguir el hilo de la narración. Aunque esto se soluciona viendo otra vez la película. Una de las características de las obras de Austen es que con cada relectura se descubren cosas nuevas.

Resultado de imagen de love and friendship filmLos personajes de la película son muy fieles a su descripción en la novela. A Lady Susan, Mrs. Johnson y a Mrs. Vernon se las llega a conocer bien a través de sus cartas y, en mi opinión, las actrices elegidas y su interpretación son muy acertadas. Personalmente, creo que la elección de Kate Beckinsale ha sido uno de los mayores aciertos de esta película y una ocasión de oro para que esta actriz se luzca y saque a relucir algunas de sus dotes artísticas, que no puede mostrar en otros filmes en los que se destaca especialmente su belleza y le exigen menos recursos interpretativos.
Resultado de imagen de love and friendship filmHay otros personajes de los que tenemos menos datos y el guionista ha tenido que “inventar” más, como es el caso de sir James. Pero lo ha hecho siguiendo las pautas indicadas por la autora, es decir, sabemos que es tonto, alegre y manipulable. Y así se le representa. Reconozco que me reí muchísimo con la escena de “Church Hill” :P. Sobre los demás personajes solo diré que me parecen acordes a lo que cabría esperar de ellos según lo que se nos narra en las cartas.

La trama de la película es completamente fiel al argumento de la novela exceptuando una variación en un hecho y toda la parte final, que es completamente inventada, ya que la novela no llega a entrar en esos detalles.

Resultado de imagen de love and friendship filmLa variación se produce (SPOILER) cuando Mr. de Courcy visita a Mr. Johnson y descubre el doble juego de Lady Susan. En la novela se nos cuenta que esto se produce a través de una conversación entre ambos, y el caballero ya no vuelve a ver a Lady Susan, aunque le escribe un par de cartas. En la película se nos hace ver que es Mrs. Mainwaring la que descubre todo al leer una nota de Lady Susan para su amiga Mrs. Johnson. Este recurso acorta la historia y evita escenas innecesarias, sin variar lo central.

Respecto a los añadidos (SPOILER), la boda de Miss Vernon con Reginal de Courcy, la convivencia de Lady Susan con Mainwaring después de su matrimonio con sir James y el embarazo que esto produce; podemos decir cosas diferentes. La primera situación se predice en la novela, aunque no se llegue a contar. La segunda situación es fruto de la inventiva del guionista y, a mi modo de ver, queda un poco forzada, aunque pone de manifiesto la inmoralidad de Lady Susan y la estupidez de su nuevo marido.
Imagen relacionadaPor último, me detendré brevemente a comentar un aspecto muy importante en las adaptaciones y que está muy relacionado con lo que dijimos al principio sobre la “fidelidad al espíritu”. Los que somos lectores asiduos de las obras de Jane Auten hemos disfrutado abundantemente con su ironía, su humor fino, su capacidad de penetrar el alma humana… Basta leer algunas de su frases para decir “esto es Austen 100%”. Pues bien, yo creo que Whit Stillman ha logrado transmitir ese tono con bastante acierto, no solo gracias a su respeto de muchos extractos del texto original sino también con algunas de sus recursos adicionales, como por ejemplo el de presentar a los personajes con un letrero en el que aparece su nombre y una observación sobre su personalidad. Hay varios geniales y son un modo original de situarnos en la historia y darle un toque cómico.

Resumiendo: Imagen relacionadacomo adaptación me parece acertadísima y, como película, creo que hará las delicias de los Austenitas y resultará entretenida para el público en general, consiguiendo que algunos se replanteen su clichés sobre Jane Austen y dejen de encasillarla como autora de novelas rosas sobre señoritas que quedan a tomar el té. Algunos, no todos. Pero es que Austen no es una autora para todos los públicos, solo para los que saben apreciar el valor de su arte.

Por Miguel Ángel Jordán

 

Hemos ido a ver Orgullo + Prejuicio + Zombies para que no tengas que ir tú (o te convenzas de ir)

Lo sabemos. Lo llevas pensando desde hace un tiempo. ¿Deberías ir a ver Orgullo + Prejuicio + Zombies? Te gusta Jane Austen, te gusta Elizabeth Bennet, te gustan las películas de época, puede que incluso te gusten los zombies. Pero, ¿Cómo mirarás luego a tus profesores de literatura a la cara? ¿Con qué cara dirás luego a tus compañeros de trabajo, cuando te pregunten qué hiciste el fin de semana, que te fuiste a ver una película de zombies mezclada con Jane Austen? Bueno, como presidenta de JASES me he sentido en la obligación de ir en avanzadilla y ver la dichosa película, para que los que queréis verla, no os sintáis tan mal por ir, y los que no queréis, tal vez os convenzáis de ir, u os reafirméis en vuestra decisión.

La trama, por supuesto, no es mala. Ya lo sabéis, me diréis, es Orgullo y Prejuicio. Sí que lo es, pero hay algo más. La película no cumplió dos grandes temores que me acechaban: Uno, no es una película que aprovecha el clásico gótico inglés que, aunque más victoriano que de Regencia, suele dar tanto resultado en las películas de Hollywood combinado con flotantes vestidos y neblinosos bosques. No se regodean demasiado en el misterio de la luz de las velas, ni los zombies son de esa estética burtoniana que combina putrefacción con belleza. Dos, tampoco es una película punk de las que añaden música rock a la estética del siglo XVIII, en la que los personajes saltan a ser otro totalmente distinto que deja de bailar para luchar como un protagonista tarantinesco, sin ninguna explicación lógica del origen de sus habilidades en el cuerpo a cuerpo.

Tratando de mantener el carácter inglés con caricaturas propias de un periódico de la época, nos explican al principio que los zombies son una plaga que proviene de más allá del mar, que se culpa a los franceses (y éstos a los ingleses por supuesto) y que las clases altas aprenden a defenderse a través de técnicas asiáticas. Que el exotismo se ponga de moda en Inglaterra no es ninguna sorpresa, y así se introducen las razones de que Elizabeth Bennet sea tan fantástica matando zombies. Y así, tenemos un Darcy con katana, una Lizzie de artes marciales, y los angelicales Jane y Bingley que son más de pistola.

Mientras que las dos tramas –los no-muertos y la búsqueda de marido– se las arreglan más o menos para encajar respetando la época histórica y el carácter de los personajes, éstos últimos no sobreviven todo lo bien que deberían al apocalipsis zombie. La altanería de Darcy pasa bastante desapercibida por culpa de que no parece una época para frivolidades, y él es un coronel consagrado a la seguridad de la población. El actor, Sam Riley, queda bastante lejos del Darcy alto, apuesto e imponente, misterioso incluso, que se espera de él. Bingley y Jane, tratados en pareja pues son igual el uno al otro, sirven de bonito complemento a la pareja principal, agradables a la vista pero de poco diálogo. Douglas Booth es sin duda tremendamente apuesto, pero gracias a su escaso personaje sus dotes de interpretación, que no destacan de todas formas, pasan desapercibidas; mientras que su compañera Bella Heathcote ofrece una buena interpretación pero poco papel con el que lucirse si no es mostrando sus grandes ojos azules. La Elizabeth Bennet de Lily James es correcta, lo cual no es ninguna sorpresa: es un personaje que soporta cualquier universo en el que la mujer tenga que salirse del papel que la tradición le asignó. No llama la atención, pues el guión no plantea ningún reto, pero la actriz se desenvuelve muy bien.

Sin mucho ingenio, para los personajes recurren a la estética habitual: Darcy siempre se viste de negro; Bingley de colores más claros; Elizabeth, de cabello castaño, escogerá colores terrosos y más oscuros; Jane, rubia, opta por el blanco y los crema; Lydia y Kitty los colores pastel y Mary, de negro o gris.

En cuanto a personajes secundarios, encontramos a una poco lucida Lena Headey en su característico papel de mujer poderosa e intimidante. Lady Catherine de Bourgh recibe una equivocada interpretación; es un personaje que en caso de zombies probablemente se escondería en su mansión sin importarle nada más. Pero toda su ridiculez desaparece para convertirla en una especie de héroe de novela gráfica con poco protagonismo en proporción a sus minutos en pantalla. Por su parte, Matt Smith en el papel de Mr. Collins está divertido; una nueva interpretación del sacerdote que no es ni el seguro y pomposo Collins de 1995 ni el tímido e incómodo de 2005, sino un torpe y desgarbado primo que resulta bastante cómico, aunque de nuevo, brilla poco. Wickham y Lydia no tienen nada que merezca la pena mencionar; el personaje de ella está descuidado, dado por sentado, y Jack Huston parece que hace lo que puede pero carece de la labia y el atractivo (no físico) del personaje.

La poca atención a los personajes se debe a que el protagonismo de los zombies y su trama obligan a recortar numerosas escenas originales que es una auténtica lástima perder. Elizabeth no pasa por Pemberley; Jane jamás va a Londres; la fantástica escena de la proposición de Collins a Lizzie queda en nada, mientras que se decide alargar la primera proposición de Darcy a Lizzie a una poco elegante, aunque divertida pelea en la que Elizabeth está bastante fuera de personaje. Hollywood es Hollywood, pero le da a la película ritmo y velocidad, que es al fin y al cabo lo que pide el género de acción.

Dicho todo esto, es una película entretenida, divertida incluso. El público austenita se deleitará viendo cómo son Netherfield o Pemberley; encontrándose con el fantástico (y con muchos menos minutos de los que merece) Señor Bennet, interpretado por Charles Dance, que es incapaz de hacer un mal papel; o apreciando que se haya mantenido la englishness de la novela, y no se hayan dejado por el camino las frases originales más icónicas. Aunque con la sensación de ser una cierta impureza, una cita de Northanger Abbey y otra de Emma se cuelan como homenaje y no se puede evitar cierta sonrisa al escucharlos… Se aprecia cierto cariño por la autora y por esta obra que es, al fin y al cabo, una de las más importantes y leídas de la literatura universal. La película no se ríe de Jane, se ríe con ella, y no pasa absolutamente nada si nosotros hacemos lo mismo.