PROYECTO JANE. DE SUS MANOS A LAS TUYAS

Hola a todos.

Hoy tenemos la gran alegría de poder compartir con vosotros una nueva publicación del sello editorial de JASES. Se trata de una experiencia didáctica INCREÍBLE, en todos los sentidos de la palabra. No solamente es algo excepcional sino que, además, es una de esas cosas que parecerían imposibles, sino fuera porque ya han ocurrido.

A continuación os dejamos un texto de María Ángeles Lorente, socia de JASES y autora de este libro, en el que os resume la experiencia contenida en estas 72 páginas a todo color. ¡Enhorabuena a María Ángeles por este gran trabajo! Si os gusta el mundo de la educación, no dejéis de comprar un ejemplar del Proyecto Jane. Seguro que os da muchas y muy buenas ideas.

Título: Proyecto Jane. De sus manos a las tuyas.

Autora: María Ángeles Lorente Hernández

Número de páginas: 72

ISBN: 978-8409144983

Precio: tapa blanda 11,63 € / digital 3,62 €

Enlace de venta

Hace un par de años, organicé para la red municipal de bibliotecas de mi ciudad, Cartagena, dos talleres de lectura sobre dos novelas magistrales, “Lady Susan” y “Orgullo y prejucio” de una de mis escritoras favoritas: Jane Austen.

Parte de los materiales que necesitaba para su realización los tenía en un rincón de mi aula, mi segunda casa. Mis alumnos curioseaban y me preguntaban qué hacían esos libros y montones de fotocopias por allí. Por supuesto, solventé sus dudas; pero, cuál fue mi sorpresa, no sólo recordaban el nombre de esta brillante dama de la literatura, sino que uno de ellos trajo de casa un ejemplar de “Persuasión”. Este acontecimiento dio lugar a una charla en asamblea grupal tan interesante que me pregunté: ¿Por qué no? ¿Por qué decidir por ellos lo que puede interesarles o no sin conocer de qué se trata? Finalmente, me resolví presentarles a Jane Austen y me propuse un gran reto: que, de sus manos a las suyas, pudiesen apreciar los rasgos que definen y definirán siempre su estilo.

La hermosa palabra “carta”, por desgracia ya en desuso, está vinculada emocionalmente a ella y pensé que era la fórmula inicial apropiada para un primer contacto. Y sí, escribí una carta en su nombre… Creo que me perdonará porque la motivación era vital para empezar a caminar junto a ella. En esa primera sesión ya les dije la verdad: no soy una experta en Austen, sólo una lectora absolutamente rendida a su inteligencia, talento, ironía, elegancia (también en desuso), valentía, dedicación, entrega y sensibilidad, entre otras cualidades. «Así que, si queréis, aprenderemos juntos».

Fue una aventura apasionante, llena de retos y muy buenos momentos compartidos, que finalizaría con una carta personal cuya destinataria no podía ser más que ella.

Las actividades fueron de lo más variado: la lectura dramatizada de brillantes diálogos seleccionados, pequeños párrafos escogidos después de trabajar la sinopsis de capítulos (sobre todo de “Orgullo y prejuicio”); tertulias dialógicas sobre lo que íbamos trabajando en el aula o sobre lo que ellos mismos aportaban tras los retos propuestos, que nos dirigían a captar rasgos de su estilo; observación de mapas literarios; recreación del lugar favorito de la autora para escribir, convirtiéndolo en algo vivo y transitado por ellos cuando escribían libremente, cuando creaban; visualización de vídeos, recopilación de materiales, investigación de noticias, resolución de dudas que iban surgiendo, incluso datos que propiciaban contenidos matemáticos… En fin, todo aquello que nos permitía conocer ese pequeño y enorme mundo en el que Austen vivió desde niña, una niña ávida lectora e infatigable escritora desde la etapa de su “Juvenilia”.

Poco a poco quedaron fascinados y nuestro viaje se dirigió, irremediablemente, hacia esas heroínas tan brillantemente dibujadas, tan diferentes pero con un factor común: son atemporales y están llenas de vida.

Las heroínas se despidieron con un hasta pronto, sabiendo que algunos de ellos regresarán de nuevo a sus manos.