APRENDER A ESCRIBIR COMO JANE AUSTEN

¿Alguna vez os habéis preguntado por qué las novelas de Jane Austen dan esa sensación de confort? ¿O por qué su mundo está habitado por personajes que más que caracteres de novelas son como amigos? ¿O por qué Darcy sigue fascinando doscientos años más tarde (con o sin la ayuda de Colin Firth)?
Inger Enkvist tiene la respuesta a estas preguntas (y muchas otras) y tuvo la amabilidad de responderlas durante la conferencia que dio el martes 20 de febrero en la Complutense de Madrid basándose en su libro “Aprender a escribir con Jane Austen y Maud Montgomery”.
Las obras de Jane Austen se estructuran a través de tres ejes principales: el artístico, ético y estético. Es una literatura que busca un balance entre lo moral y lo intelectual. Las evoluciones que llevan a cabo sus personajes tienen un componente moral pero sobre todo son intelectuales, lejos del espíritu romántico contemporáneo de su época y de nuestra época donde prima más la máxima de dejarse llevar por los sentimientos en lugar de razonar. Se toman decisiones basadas en la razón, pero teniendo en cuenta los sentimientos.
Desde el punto de vista artístico, las novelas de Jane Austen nos obligan a pensar o como dijo Inger Engvist, “no explica el chiste”. Esta técnica, usada continuamente por Jane Austen, junto a la técnica de tunelling (o cómo ver las situaciones desde el punto de vista del personajes y no del narrador), son las que hacen que nos sintamos cercanos a la autora. Austen nos hace reflexionar, nos hace participes de la broma, en resumen, nos hace un guiño a los lectores, lo que crea un lazo de unión entre nosotros y el autor. De este modo entendemos su obra intelectualmente pero también cognitivamente y emocionalmente.
Inger Enkvist hizo también unos breves comentarios sobre cinco obras de Jane Austen de los que principalmente se desprendían las siguientes reflexiones:
  • No tenemos una descripción física del mundo de los personajes y apenas física de ellos. Sabemos sobre todo cómo piensan y cómo hablan. En definitiva, tenemos una descripción interior de los personajes, no exterior.
  • La principal lección vital que se puede extraer de sus novelas es que para actuar hay que conocer y pensar. Los personajes que no aprenden o no piensan o no tienen valores morales no son personajes principales. Son secundarios que participan en las novelas e influyen en ellas pero no son héroes o heroínas, porque para Jane Austen, se es héroe cuando se tienen valores morales e intelectuales.
  • Se presenta muchas veces el dilema de las apariencias vs la realidad. Personajes que muestran la apariencia de bondad sin tenerla y personajes duros inicialmente que se revelan con altos principios morales. Muchas heroínas suyas deberán aprender a distinguir cada uno de esos personajes. Deberán usar la razón para conocer a los demás y actuar responsablemente. De este modo aprenderán. A eso Lionel Trilling lo llama “la obligación moral de ser inteligente”.
  • La educación es clave para Jane Austen, una educación sin moral, no es educación (esto se ve mucho en Mansfield Park y en el egoísmo de muchos de sus personajes) ya que las personas pueden partir en las mejores condiciones pero sin moral pueden llegar a destruir su propia vida.
  • Sin embargo, no son novelas moralistas. Los personajes no son castigados, sino que acaban la novela de manera acorde a su personalidad, a sus acciones y a la realidad.
  • Es una miniaturista, presta atención a los detalles y tiene delicadeza en el desarrollo de cada personaje. De este modo logra que en sus novelas, a pesar de que no ocurra casi nada, todo lo que ocurra sea muy importante
  • Hay una coherencia entre cómo los personajes actúan y cómo hablan. Con un mínimo de detalle, Jane Austen describe personajes que nuestra propia mente se imagina, de allí que Darcy se haya convertido en el héroe por antonomasia, porque Austen lo describe tan poco que cada uno se lo imagina según sus deseos.
  • En sus novelas todo encaja, no hay dialogo que sobre, no hay escena que pueda quitarse, porque si se quita, la historia cojea.
Como pequeña anécdota final, Inger Enkvist nos contó que muchos psicólogos modernos habían estudiado las obras de Austen dándose cuenta que los personajes de sus novelas y sus relaciones familiares (puso como ejemplo a las hermanas Elliot) concuerdan con los estudios que se habían realizados dos siglos mas tarde. Jane Austen era única y moderna y sigue siéndolo dos siglos más tarde.
Por Neus Baras
Socia de JASES
Anuncios

STUDY DAY SOBRE JANE AUSTEN EN LA COMPLUTENSE

Llevábamos meses preparándolo… Y al fin llegó la fecha señalada. Tras el éxito del Study Day en la Universidad de Valencia, hace ya casi un año, las expectativas eran muy altas, y -en nuestra opinión- se cumplieron con creces.

Uno de los fines de JASES es promover los estudios sobre Jane Austen y sus obras, especialmente dentro del ámbito universitario, ya que esta es una asignatura pendiente en muchas facultades. Aunque su relevancia ha crecido en los últimos años y son muchos los académicos que han escrito sobre ella, pensamos que todavía falta camino por recorrer para que esta gran autora ocupe el lugar que le corresponde dentro de los programas de estudios literarios.

Por esta razón, nos ilusionan especialmente los eventos que organizamos en colaboración con alguna universidad. Y el de ayer fue, repetimos, todo un éxito. Por lo que no podemos dejar de agradecer la ayuda recibida, la presencia de varios docentes de esta universidad, que participaron con unas ponencias tan interesantes como amenas, y la asistencia de una buena representación del alumnado de esta institución.

La jornada comenzó a las 10.15 con la bienvenida por parte de nuestra presidenta, Elena Truan, que ha sido quien ha llevado el peso principal de la organización de este evento, por lo que se merece tanto nuestra felicitación como nuestro agradecimiento ya que, además, ha tenido que compaginar todo este trabajo con los estudios de un máster que está realizando en Holanda, con la dificultad añadida que implica organizar un evento desde la distancia. Así que, sin duda alguna, ¡enhorabuena, Elena! Una vez más hemos comprobado que JASES está en las mejores manos 🙂

La primera conferencia la impartió el Dr. Dámaso López, que fue capaz de profundizar en diversos pasajes de las obras de Austen, mostrando el arte de esta autora para sintetizar en tan solo unas palabras una carga inimaginable de significado e implicaciones socioculturales. El Dr. López explicó que las obras de Jane Austen son auténticos tratados de conducta, estudios de la personalidad, y análisis sociales, sin por ello perder frescura ni interés.

A esta sesión le siguió una no menos interesante de la Dra. Miriam Borham, de la Universidad de Salamanca, que también nos honró con su presencia el año pasado en la UV. En esta ocasión su ponencia trató temas diversos, entre los que se encontraba la relevancia de las Juvenilia de Austen, que son mucho más que unos simples relatos de adolescencia, y la necesidad de despojar a esta gran autora, y a las escritoras en general, del manto de condescendencia patriarcal que las cubre, dificultando que se aprecien sus trabajos como se merecen.

Tras el descanso para la comida, se reiniciaron las sesiones y les tocó el turno a Laura Requena y María Morán, dos alumnas de doctorado que están llevando a cabo una labor de investigación sobre temas muy diferentes, pero ambos relacionados con Austen. Laura Requena nos habló de su estudio comparativo entre Pride and Prejudice y Little Women (Mujercitas), explicando algunos aspectos de la literatura comparada, las razones que le han llevado a escoger este tema para su investigación y los avances que ha realizado hasta la fecha. Y María Morán, por su parte, nos habló de un tema tan actual como controvertido, los monsters mash-ups, y, en concreto, Sense and Sensibility and Sea Monsters. En su intervención, María aportó una perspectiva muy interesante sobre este fenómeno y supo argumentar con acierto durante el debate que, como era de prever, este tema suscitó.

La última conferencia la impartió el Dr. Francisco José Cortes, que mostró no solo su conocimiento de la obra de Jane Austen, en especial de Persuasion, sobre la que versó su ponencia, sino también su pasión por esta novela y por la literatura, y su gran capacidad de análisis. De la mano del Dr. Cortés Vieco, recorrimos las páginas de la última novela completa de Austen y llegamos a la mesa redonda, coordinada por Miguel Sanz, estudiante de la Complutense, y en la que además del último ponente y de Elena Truan, participó un servidor, que disfrutó hablando de su autora favorita en un marco ideal.

Una vez, muchas gracias a todos los participantes y, una vez más, muchas gracias a Elena Truan por su gran trabajo.

Y el siguiente Study Day… ¡En Salamanca! Ya os informaremos. De eso (que será el próximo curso) y de otras novedades que tendrán lugar dentro de poco.

Por Miguel Ángel Jordán