Recorrido por Bath: la Inglaterra de Jane Austen

Foto del perfil de Paula VP, La imagen puede contener: una persona, sentadaHoy contamos con una colaboración de Paula Villalba, nuestra enviada especial en el sudoeste de Inglaterra. Paula es licenciada en filología inglesa y actualmente reside en Bristol, donde trabaja desde hace años. El pasado mes de diciembre, participó en el Study Day sobre Jane Austen que tuvo lugar en la Universidad de Valencia, y nos contó su trabajo de traducción de la History of England de Austen y la gran cantidad de referencias familiares e históricas que esconde esa obra adolescente de nuestra escritora favorita.

Aquí tenéis su artículo y las fotografías que nos ha enviado. Muchas gracias a Paula por su colaboración, y a vosotros por acompañarnos en este:

Recorrido por Bath: la Inglaterra de Jane Austen

Es una verdad universalmente reconocida que Bath es una de las ciudades con más encanto e historia de Inglaterra.

2017-02-13-12-38-01El pasado lunes me di una vuelta por esta ciudad, situada en el suroeste de Inglaterra, y ahora os escribo estas líneas para acercar un poquito más los aires de la Regencia a los lectores del blog. Y es que las calles de Bath –aún en pleno siglo XXI- nos transportan directamente al mundo de 2017-02-13-13-22-49Jane Austen. Además, tuve la suerte de disfrutar de una mañana bastante soleada –para lo que suele ser el tiempo de por aquí-, de modo que  las fotos os mostrarán con más detalle la maravillosa arquitectura con rasgos clásicos y ecos de la antigua Roma.

2017-02-13-12-40-44Al adentramos en el centro de la ciudad desde la estación de tren, la primera parada inevitable son los baños romanos de Bath. Mientras que las termas originales se sitúan por debajo del nivel de la calle, sus estructuras del siglo XIX se encuentran en la superficie. Las termas son una preciosidad y vale la pena visitarlas por su riqueza arquitectónica. Un detalle curioso que me llamó mucho la atención, desde mi punto de vista filológico, fue encontrar en el museo de los baños una pequeña vitrina con monedas y trozos de cuero muy envejecidos con notas en latín vernáculo. Al parecer, se trata de peticiones o maldiciones que los antiguos visitantes hacían a la diosa Minerva para que esta escuchara sus plegarias y actuara en consecuencia.2017-02-13-12-40-49

Al salir de los baños, nos encontramos la Abadía de Bath rodeada del encanto de tiendas de recuerdos en las que puedes encontrar una amalgama de productos típicos y, lo más llamativo para mí, la mayor colección de teteras que había visto en mucho tiempo.

2017-02-13-12-41-50La catedral de Bath –Bath Abbey- data del siglo VII, aunque fue remodelada en los siglos XII y XVI. Esta abadía es preciosa, y aunque en esta ocasión no entré, vale la pena admirarla incluso desde fuera, pues destaca por su majestuosa arquitectura gótica y sus arcos apuntados. Gracias a la claridad del día, se podía observar por los laterales del edificio el reflejo de las vidrieras cuando al filtrar los rayos de sol, que causaban un efecto muy mágico.

2017-02-13-12-46-552017-02-13-12-48-42El mismo recorrido nos lleva al río Avon y a los Parade Gardens, unos jardines bucólicos a la francesa por los que estoy segura que Jane Austen disfrutaba paseando. Desde estos jardines hay una vista espectacular del río y de uno de sus puentes más antiguos.

2017-02-13-12-39-46Para volver al centro de la ciudad, en esta ocasión, preferimos pasar por el mercado cubierto y deleitarnos con la gran cantidad de productos típicos y comidas variadas, y las pintorescas galerías que los albergan. También pasamos por el Theatre Royal hasta que llegamos a Queen Square, la plaza de la reina, donde entra en juego otra vez nuestra protagonista, Jane Austen.

2017-02-13-15-14-01Por lo que se cuenta, parece ser que, cuando el Reverendo Austen le dijo a  su hija Jane que iban a mudarse a Bath, la joven sufrió un desmayo. Al principio, la familia residió en Gay Street, al lado de Queen Square, sin embargo tras la muerte del cabeza de familia, la falta de recursos les obligó a mudarse a otras casas más humildes de esta ciudad balneario.

2017-02-13-12-50-10Los encantos de este lugar no lograron seducir a Jane, que no se reconciliaba con la idea de vivir en Bath. La joven conocía la ciudad desde su juventud y, de hecho, dos de sus novelas están ambientadas en este enclave, pero lo cierto es que la estancia no fue de su agrado y, como consecuencia, apenas escribió durante los años que residió aquí. Aun así, Bath es uno de los mejores lugares para empaparse de espíritu austenita: el centro urbano no difiere mucho del que la familia conoció -y que la autora menciona en la Abadía de Northanger o Persuasión-, y las aguas con olor a huevos podridos que hicieron famosa la ciudad ya en tiempos romanos siguen estando ahí para curar dolencias reales o imaginarias.

2017-02-13-13-01-12En el Jane Austen Center podremos encontrar algunos manuscritos expuestos, vestuario de la regencia y grabaciones relacionadas con su obra. También nos explicarán parte de la vida de Austen y podremos visitar una tienda donde comprar recuerdos literarios sobre la autora u otros que juran amor eterno a Darcy…

2017-02-13-12-59-15Si continuamos ascendiendo por esa misma calle, podemos ver una estructura romana conocida como el Circo –The Circus-, por su forma circular. Es un conjunto de edificios que albergan oficinas y casas de las más ostentosas de la ciudad. Fueron diseñadas por el arquitecto John Wood, el viejo, y su hijo completaría la construcción en el año 1768.2017-02-13-13-08-28

2017-02-13-13-13-07A su izquierda se sitúa el Royal Crescent, una hilera de treinta casas georgianas con balcones que se aposentan en lo alto de la colina conocida como el Crescent. Fueron diseñadas por John Wood, el joven, y construidas entre los años 1767 y 1774.

2017-02-13-13-39-05Para finalizar mi recorrido, caminé hasta el gigantesco Royal Victoria Park, que también alberga el jardín botánico, donde me visitaron muchas ardillas que esperaban su almuerzo.

Espero que os haya gustado la crónica y que os animéis a pasaros por un lugar tan evocador como Bath. Yo, probablemente, no andaré muy lejos. Estoy segura de que no os decepcionará. Además de todo lo que os he contado, encontraréis también mucha actividad cultural, y una infinidad de pubs y restaurantes para recuperar fuerzas, y muchas tiendas para dejaros tentar.

 

2017-02-13-15-42-24-1

Por Paula Villalba (@theescrivener )